miércoles

empecé el año tirándome del trampolín
también durante enero practiqué karte en otro dojo y me enojé con una compañera que me hizo pasrun papelon porque me reto que no cerré el locker, nunca se lo dije y me quedé con la espina, quizás este año durante enero si practico en ese mismo dojo la encuentr y le diga lo que pienso. pero se lo diré sin intentar enfrentarme a ella primero porque tengo mi dignididad y segundo porque es cinturon negro.

3 comentarios:

Rupert dijo...

el problema lo veo así: en karate se pregona una conciencia por la prolijidad demasiado elevada y eso es pasto de cultivo para buchones que señalan.

inés dijo...

sí... puede ser... un respeto por la autoridad desmedido.

Rupert dijo...

tal cual