viernes

baño social


hay días que hacer una cosa me lleva tres horas, otros días me lleva solo dos, pero cuanto más temprano me levanto, menos tiempo me lleva.


ahora son las siete y cuarto, el mundo empieza andar hay mucho ruido
uno necesita estar lejos del mundo... y más nosotras las mujeres.
porque es difícil olvidarse de las cosas básicas: la comida, la ropa, la limpieza. Se nos meten en la cabeza lo queramos o no, y dificulta nuestra concentración.

Sin querer queriendo hice lo que nancy me dijo. Ella critica duramente a las personas que comen mal. la otra vez cuando vino, había puchero de gallina, o sea que así surgió el tema: en invierno hay que comer bien, hay que comer guiso de lentejas... y bueno hoy se va a sosprender con el guiso de lentejas y mondongo. yo me acabo de desayunar un bowl de quiso y para mí es el mejor desayuno.

Y ahora que lo pienso, no entiendo cómo confundí la lengua con el mondongo. el mondongo es blanco, y la lengua es roja. pero bueno,, yo vi esas rugosidades y pensé que era la lengua.

pienso hacer guiso de lengua la próxima y también compraré un kilo de hígado para preparar paté.

Yo estaba en el vestuario -qué lugar- y entraron las señoras  que practican estiramiento. dos son hermanas solteras. de sesenta años. Me aconsejaron sobre el guiso de mondongo que no había problema.
Pero antes estaban hablando: una esta refaccionando la casa entera, entonces se queda en lo de su hermana, y cuando ella termine la refacción, su hermana tambien refaccionará su casa, y se quedará a vivir en lo de la hermana.

Una de las cosas que trascendió fue que el toilette no se llama más toilette sino baño social. luego aparecio maria elena, la tercera y que me gusta cómo se viste, y dijo qeu también ella quería refaccionar su casa. y empezaron a pasarse los contactos del albañil, etc.

Recordé entonces el fin de semana pasado, que fuimos a lo de unos amigos y naty estaba refaccionando el living. y como la visita, la otra pareja, Sofi, ella era diseñadora de interiores, naty le estaba consultando, y mariana, que no es diseñadora pero se mudó varias veces, escuchaba con atención y daba alguna que otra opinión. pero yo, que no me mudé mucho, y no sé nada de diseño, pero creo que tengo ideas, opinaba bastante:
-ese sillón correlo, dale aire.
y entre todas corrimos el sillón. la diseñadora:
-una alfombra más grande que no te corte el living -y naty
-acá está,
y poniamos la alfombra -y abajo de la afombra apareció una aceituna que sofi dejo discretamente en un cenicero.
-allá arriba, uno vitreaux, opiné.
-de una, 
-y ese cuadro vuela -dijo mariana- y pondría un espejo con dorado
-dorado no me gusta, dijo martín el marido de naty, que acababa de llegar y se recostò a esperar que le dijeramos los planes
-dorado va con todo lo que pensas hacer, que es tipo mexico, el oro, los tapices de colores, y combina re bien con el turquesa de los sillones que van a tapizar. -se lo vendí.
-ah bueno dijo martín
-y en este espacio quiero poner un sillón
-pero qué uso le vas a dar?
-no, ahí una biblioteca
-en blanco
-no blanco no, dije yo. en madera o en color. y agrego mi experiencia en el tema:
-el tamaño de la biblioteca depnde del tipo de libros que quieras. nuestra biblioteca es de literatura, eso significa que los estantes no son muy altos. pero si vos tenes libros de arte, que son grandes, tenes que hacer estantes mas altos.
-y aparte qiero poner cosas de decoración, asi que es mejor grandes
ahi me guarde mi opinión porque humildemente detesto qeu se pongan porquerías en la biblioteca. me enferma que no haya homogeneidad en una biblioteca.
-y el escritorio contra la ventana
-pero se cierra el paso
-es cierto.
-de ahí quiero colgar unos corazones de cristal dijo martín, que me traje de méxico
cara de horror de todas
-no, la ventana tiene que estar despejada, siin nada que oscurezca, dije con firmeza
-a verlos? se animó mariana, martín los trajo con gestode triunfo
-son lindos dijimos. eran corazones gordos de cristal rojo pero solo habia dos.parecian frascos de perfume.
-tenía muchos más pero se me rompieron.
el tema de los corazones murió ahí.

me acordé de la novela de beatriz, en ella la chica va a vivir unos dias a la casa de ssu amante y el primer día cuando él se va al trabajo ella le da vuelta el living y lo redecora a su gusto. arrancando por supuesto un cuadro horrible pintado por la madre de él.

cuando era chica cambiaba de lugar las cosas de mi cuarto y me parecìa uqe todo quedaba nuevo. y amaba limpiar bien el piso y poner una frazada muy grande y sacarme los zapatos e imaginaba que estaba en una carpa en el desierto.