jueves

guiso de lentejas y mondongo

ya me acordé de la tercera cagada de la otra vez.
fui al supermecado con un pantalón oxford color celeste, una camiseta negra y una chaqueta de terciopelo azul entallada. compré un yogurt la serenísima vainilla firme pero no fortificado, que sale la mitad que el fortificado y está en precios congelados del gobierno, y al salir lo agité con mucha fuerza, y el envase estaba roto. quedé íntegramente chorreada, la chaqueta, el pantalón, la remera negra también. todo de color oscuro y el yogur blanco. esto es una obra de arte, pensé. cambié el yogur, me aceptaron el reclamo sin palabras de por medio, y al salir, agité el yogur y me lo fui tomando... pero era difícil hacerlo porque llevaba la chaqueta en la mano... a la vuelta de mi casa me crucé a un compañero de karate que no es compañero compañero es senpai o sea, compañero mayor. hacía un tiempo que no me lo cruzaba en el dojo, pero claro, más tarde en el dojo, cómo no, me lo volví a encontrar.

y hoy, compré lengua. pero no era lengua, era mondongo. y estoy haciendo un guiso de lentejas y mondongo y tratando de adelantar un poquito el trabajo.

pronto terminaré de leer It de Stephen King, pero no me animo a ver la película.