martes

pus suculento

el pus es masculino, digan lo que digan*

El finde se desarrolló bajo el signo del pus.
El sábado, DoctorM llamó a Nancy para agradecerle un regalo muy especial.
Y le pidió consejo: él se lastimó el dedo tocando la guitarra. Una cosa como un callo apareció por el roce, y luego se transformó en un globo hinchado y lleno de pus.
Nancy le dijo que metiera el dedo en un vaso con agua y sal.
DM lo hizo y me mostró.
Yo había visto el dedo hinchado, pero nunca me había imginado que había tanto pus.
Su dedo gordo era un plato suculento.
Cerca de la uña, en el perímetro izquierdo, tenía toda una sección de piel muy fina y transparente de color verde con forma de gota, signo de pregunta o cuerno, un color que no dejaba lugar a ninguna duda: era pus en estado puro.
Pincharlo era la única solución.
Lo hice yo, y al hacerlo salió una gota redonda y gigante de pus. Pero como solo el dueño de la herida podía apretarse con connfianza para controlar el dolor, lo dejé hacer a él. ´Retiré el pus con un algodón con alcohol, DoctorM volvió a apretar y salió una montaña de pus, tan espeso y abundante que en la superficie se hacían olas, el pus parecía una duna y llegó a tener la forma de unr rectánculo vertical de lo espeso que era, un rectángulo de más de dos centímetros de alto de pus verde, y tan verde que parecía artificial.
No daba filmarlo, pero supimos en ese minuto que nos ibamos a arrepentir de no haberlo filmado.

Seguimos apretando hasta que el pus fue rosa, y luego agua.

Cuando llegamos a la sección agua, el agua empezó a salir por el borde de la uña, y le recomendé que retirara primero la piel del borde de laí uña y luego presionara. cuando lo hizo, un chorro de gotitas de suero o lo que sea nos salpicó la cara.

Cortamos la sesión y repetims por la noche, pero no obtuvimos buenos resultados.
De hecho llegué a pincharlo y salió solo sangre, lo cual fue muy frusttrante. 

Todo el tiempo mirábamos el dedo aún hinchado y era obvio qeu quedaba mucho líquido adentro. Esperábamso que explotara. Hace otro agujero, decía yo.
Y también una propuesta que se las traía: mientras vos hacés el agujero, yo aprieto.


Hicims los mismo al día siguiente, domingo, y ya los pinchazos habían cicatrizado y la piel sin pus se había arrugado como secándose, lo que nos pareció una buena señal.
Teniendo paciencia, pinchamos dos veces y salió un poco más de pus de color rosa.

El fin del pus terminó hoy, martes, cuando DoctorM estaba en yoga y sin querer le salió pus del dedo. Suponemos que es el final...O quizás continúe.







*Del diccionario de la RAE
pus.
(Del lat. pus).
1. m. Líquido espeso de color amarillento o verdoso, segregado por un tejido inflamado, y compuesto por suero, leucocitos, células muertas y otras sustancias.