martes

viste que podés?

uf, odiaba esa frase, porque revelaba que la maestra te subestimaba, y aparte daba por sentado que vos tenías una opinión patética de vos mismo. o sea, que me fastidie no poder hacer algo, que me resulte difícil desarrollar determinada situación no significa que me considere una inútil...cómo yo misma puedo pensar algo así!? es ridículo.
y la maestra con esa frase triunfante, se daba la razón a sí misma: ¿viste que podés?
era ridículo.
a veces pasa que hacés algo que sorprende a los demás. y cuando se te quedan mirando sorprendidos de esa manera te dan ganas de decirle que subestimar a las personas no te conducirá a nada.
pero bueno, es cierto que a veces uno no tiene ganas de hacerse valer, y eso puede dar una falsa impresión.


hoy al cine, a la sala lugones a ver los posibles.