jueves

a veces veías en una película o en libro que un conde tenía un escritorio y se sentaba allí de nueve a doce, con un café, a escribir su correspondencia,y decías pucha, tantas cartas debe responder antes del almuerzo para luego dirigirse a la ciudad y volver a su casa y acostarse temprano para ir a cazar y luego responder la correspondencia? tiene que ser rico para dedicarse tres horas a responder cartas y generar otras nuevas.
y la verdad es que hoy nos la pasamos escribiendo. cuánto más podemos escribir? es un mundo de ciencia ficción donde todos escriben.
¿cómo será la vida de un analfabeto?

3 comentarios:

ww dijo...

Estaba pensando eso estos dias, desde el email todo el mundo escribe mucho mas.

Igual los condes no solo escribian cartas, sino que manejaban el condado por la mañana, ojo!, parte de las cartas eran a los administradores y vasallos. Te digo porque yo lei mucho libro de condes y marqueses.

Igual sin llegar al extremo del anafalbetismo, como sera la vida de los sin mail.

Rupert dijo...

y ojo que había mucha carta para el garching de otras condesas,

y sí escribir pertenece al mundo de la fantasía y en un punto hay que ponerle un límite.

inés dijo...

creo que hasta escribían la lista de lo que querían comer en la semana o el menú si tenían una fiesta, y se lo daban a la cocinera...

está bueno el mundo de la fantasía!