lunes

interminable historia

no llego ni a hilar la historia del traje de karate
digo bien hilar sí porque se acaba de descoser el ensemoniado traje
pero a no asustarse, es una tragedia que me conviene.
ya explicaré por qué o tal vez no lo haga nunca porque estoy enredada
en los hilos de ese traje sí
mis neuronas están descosidas como una pelota de fútbol del gol de colón