miércoles

astronauta en bañadera

helado de limón, pure de berenjenas, arroz co leche fue lo que preparé últimamente. sin contar los coquitos. arroz con leche fue un éxito -perdon no usar articulos-
próxima, torta de ricota.

helado de limón es fácil, pero me salió muy dulce. lo comimos con arándanos y ciruelas. puré de berenjenas tenia tres ajos y tres berenjenas y jugo de limon.
me encanta saber que las berenjenas están en el horno y que exploten y sacarles la piel crocante. el calor es base de la cocina. el helado de limón, aunque sea helado, no puede hacerse sin calor. el frío es natural, porque un helado puedo ponerlo en un tupper adentro de un lago patagónico y se congela. pero el calor es humano, porque no existe fuego natural, excepto que vayamos a un volcán, o a unas termas en cuyo caso, es difícil recuperar los huevos duros de ahí. por eso, el calor es más lindo.
sirve para que los alimentos no estén crudo, y nos permite digerir. o sea que hay destrucción, ciertas cosas desaparecen con el calor y eso es bueno. por ejemplo destruye bacterias. como le hacen ese tratamiento a la leche la pasteurización. qué lindo.

el lunes fue melancólico, salí a la calle y la gente me hormigueó. vi como visiones, objetos que se mueven -sapos, ratas o perros - que salen a atacarme. la cabeza por adentro parece de algodón, se me cae, en el subte me siento y la cabeza hace clack, bien fuerte contra la ventana. a mí me encanta dejar caer la cabeza. yo, con el tamaño de pie miserable no me puedo mantener parada. y sentada, surge ya la presión de la cabeza por obtener lo mismo que el culo, una superficie de placer.
no niego que la presión baja tiene mucho que ver.
un día con la presión baja, m volvia del viaje y quise cocinar un guiso. pero tenia que ir al supermercado y dejar al perro solo en casa.
no podia moverme, entonces llene la bañadera de agua, la fui entibiando. y apagué la luz. y qué pasó. que como hacía mucho calor, le agregué mas fria, entonces quedó muy llena, perdon ecologismo. entonces dije bueno vamos a flotar, como un atronauta en una bañadera. y meto la cabeza en el agua hasta los ojos me quedan abajo del agua. y ahi me di cuenta, la luz no va. y la apagué. entonces, escucho los fluidos del edificio y del agua, y veo casi casi negro, alguna que otra mancha amarilla, y la cabeza descansa. ah, ahora si. pero ya está dicho que no somos pescados, porqeu al rato me empezó a doler el cuello. qué pasa. ya te voy a decir. que me dejé crecer el pelo y creo que es muy abundante y grueso -o sea, tres factores, grosor, cantidad y extensión. podrían estar provocando una tensión lumbar que me adormece. no me llega la sangre a la cabeza.