viernes

concreté mi primer venta en mercado libro.com. gané veinticinco pesos en el acto canjeé por una musculosa blanca de oferta en una nueva casa de deportes en la avenida santa fe.
luego pense. qué libro habré vendido? y fui a mirar en internet a ver qué libro . y creo que lo vendí muy barato porque no encontre que nadie tuviera un ejemplar. pero bueno. cosas qeu pasan.

y si tomo las riendas sueltas?
entonces debo contar que estoy escribiendo una bibliografía sin monografía. una monografía sin bibliografía. no es cierto. estoy escribiendo la monografía con la bibliografía necesaria, pero no suficiente. por qué? porque los institutos y bibliotecas- incluso la nacional- están cerrados en enero. es cierto. en este país -porque quien duda, qeu si en Ba esto ocurre no ocurra tambien en otras ciudades- nadie estudia en enero. y bueno qiuzá si me fuera a alguna culta ciudad del interior como rosario, bahia blanca, salta o cordoba quizás encontrara alguna biblioteca abierta... pero quien sabe si tendran el libro qeu busco. que no puedo decir cual es ya que , si lo dijera, se descubriría qué estoy escribiendo y el profesor llega a leerlo sabrá todo. que no hay peligro que lo sospeche ya que son varias las monografías que tengo acá en la parrilla. por si algun profesor llega a leerlo, que sepa que no es su monografía, sino la del otro.
si tengo que decir la verdad, mis monografía están encadaenadas. no por la copia exacta sino por las mismas preocupaciones. de verdad.
pasé varios días escribiendo la monografía sin escribirla. cómo? la escribía, pero no la escribía. escribí mucho, casi te diría que la completé. cuántas páginas: diez. ya la escribí. pero el libro que necesitaba nunca apareció...que conste que ya lo había leído. pero lo había devuelto a la biblioteca, como se debe devolver libros que nos prestan.

y bueno, no fue mimesis escrito asi? humildemente, mi monografia es así.
imitación de la naturaleza, que hace las cosas con nada. eso quiso hacer huidobro tambien. .. -pero no estoy escribiendo sobre huidobro-

ahora que por fin me animo a confesar la cagada que me estoy mandando me siento mucho mas dispuesta. por mucho tiempo hable con amigos: "estoy escribiendo una monografía". y me daba verguenza decir algo falso, porque yo no estba escribiendo nada. pero ahora que confieso todo, que escribi nada pero la complete, entonces digo todo y no me callo , sigo a toda marcha. o sea amplio la apuesta, me entrego a la monografía.