viernes

fahhh

no hay tiempo, el problema es que no me acuerdo para qué.

no hay tiempo para armar el rompe ir al supermercado ordenar la ropa

solo hay tiempo para lo indispensable y lo que está férreamente maniatado a la rutina
trabajar, ir a karate y cocinar a la noche y los panes de los viernes
a veces llego a casa y me pongo el delantal y pienso estoy loca tengo puesto el delantal diez horas por día...
me saco el delantal y me lo pongo y después de karate me lo vuelvo a poner...
me levanto por la mañana y... me pongo el delantal fahhh!
una locura