martes

fue loco, muy loco

hoy me desperté con el pelo todo alisado y pensé uy qué mal tengo el pelo.
pensé me voy a correr a puerto madero y escuché la lluvia y pensé oh, no voy a poder ir a correr y después pensé bueno voy a correr igual con la lluvia y después pensé no, es un delirio, me levanto y veo que tengo todo el pelo achatado, pero qué onda, por qué estoy tan fea me pregunto. pero poco a poco van pasando los minutos, mate va, mate viene el pelo empieza a llenarse de aire, de frizz, de electricidad y energía y se empieza a inflamar, martín se fue a yoga con el traje de lluvia, puse la ropa a la var -los karateguis sucios, boludeo enn internet y al rato pongo música y me miro al espejo y ah, sí, ésta soy yo...
por fin me avivé de lavar solo la parte de arriba del karategui y dejarme po un día más el pantalón, que obviamente no se transpira tanto... pero tardé cuatro años en darme cuenta, lamentablemente gasté agua, jabón y energía por un tiempo considerable...

me faltan muchas cosas por hacer, demasiadas
cocinar, ordenar, bañarme,
a las dos de latarde tengo un fondo de ojos ya que veo nubecitas volando.


soñé que intentábamos destapar una cañería de la calle, que el agua no corría bien, el tipo me decía, a hora sí señora, pero usted me está cargando? le decía yo y miraba la vereda del frente como el agua corría fluida y la de mi vereda no, yo echo barquitos de papel desde que tengo cinco años, y acá en esta vereda el barquito no puede correr... así le decía