miércoles

por diecinueve años

cada vez que uno escribe podría ser diferente: nervioso, ansioso, esperanzado, temeroso, alegre, enamorado, agradecido... o entre una cosa y otra: el lavarropas, el arroz, la vianda, la bolsa de basura nueva, y la ropa interior que destiñe el traje blanco de karate...
siendo las nueve y veinticinco de la noche otra vez me digo que no debo tener miedo: el día que el lavarropas se rompa, se romperá... no depende de mí ni de la cantidad de lavados que haga...podría no romperse nunca, como el secarropas de mi hermana, que tiene diecinueve años.
el miedo no ayuda!
o no estuvo ese secarropas ahí cada vez que lo necesité? y recién ahora lo aprecio.

uf...


voy todos los días a karate, a veces como hoy, estoy reventada, y no logro retomar ni poner all get together las energías... mi sensei me retó, lo cual es una vergüenza absoluta y mortificante... sin embargo, en el fondo yo sabía que a pesar de todo, seguía estando en lo correcto, porque las cosas que aprendí, aunque no las aprendí con el cuerpo, las fui aprendiendo con el espíritu...

estar: nervioso, ansioso, esperanzado, temeroso, alegre, enamorado, agradecido
estar es la única manera de estar!