lunes

el otro día salí de casa y era de noche. vi algo raro. la luz de la calle no era tan fuerte. avanzo en bici y llgo por perón a rodríguez peña y la luz de la calle está cortada. toda la vereda de perón está oscura así como también callao entre perón y sarmiento. los autos andan a tientas, no se ve muy bien. a mí me emociona esta oscuridad, hace que las luces de los autos y colectivos se vean increíble.
una vez, m lo sabía que había un corte muy grande en todo el barrio, yo venía en colectivo. me bajé, y al emprender media cuadra veo venir una linterna hacia mí: era él, que me venía a buscar!
y un inquilino que teníamos en esa época, se asustó tanto del corte que se quedó anclado en el balcón de su cuarto, mirando hacia afuera por miedo a quedarse encerrado...

me parece difícil la oscuridad total, excepto en un darkroom... pero siempre hay algo de luz. a la mañana yo me visto sin luz, voy tanteando por texturas o por saber donde están las cosas
lo mismo en karate, el otro día, estaba ofuscada por aquel episodio, o también si estoy muy cansada, si no hay ninguna compañera: !entro al baño y me cambio y me ducho sin prender la luz! me quedo en la penumbra, y muy enseguida los ojos se te acostumbran y podés ver... es un descanso.
ya que estamos rodeados de luces.
es un gasto de energía tremendo. pero no queda otra, no?

quizás, para ahorrar electricidad, empiece a usar luz de vela.
cuando era chica en mi casa no había luz eléctrica, usábamos lamparitas de querosén para los cuartos y un farol para el comedor. como los ingalls. re lindas. y la luz del farol, es parecida al tubo fosforescente pero más amarilla... y hace un ruido.