jueves

MMM

tengo sueño y ganas de desperazarme
ayer por suerte pude dormir tres horas. como siempre, me desperté y creí qeu no iba a ir a karate, pero al final fui. si no, ¿cómo voy a rendir el examen y sacar cinturón verde?

hoy como karateca debo enfrentar a una rata que quedó escondida abajo del freezer del trabajo. pero bueno, quizás se fue, quizás no esté.
yo pienso que esto es bastante posible.

uf. nunca había visto algo tan grande.
y cómo grité!
grité tres veces. grité y paré. luego volví a gritar. paré y volví a gritar. después golpeé la mesa con un palo. y después se me volcó el agua que traía en una ollita.
después evalué un cuarto grito pero pensé. basta de gritar o si no van a pensar que me están matando... los vecinos. no?
qué situación...
tenía qeu contarlo para romper el hechizo de la rata
no te asustes rata, pero la verdad, me asustaste.