miércoles

pelaje

salí de karate y vi la luna llena saliendo de atrás de un edificio y luego se quedó atrás de un cartel de publicidad gigante en callao y santa fe, que decía disponible, lo loco es que el cartel estaba todo agujereado, calado, y la luna iba atravesando por ese calado hasta volver a salir. por suerte el semáforo en rojo me dejó seguir viéndola un rato, entonces pasó un señor con su perro y se quedó en la mitad de la avenida un sgundo esperando que doblara el colectivo, miré el perro negro y vi que el pelo le brillaba, entonces entendía que estaba en la ciudad pero que estaba viendo un animal, que estaba en la ciudad viendo la luna que el semáforo era artificial y la luna era natural que el perro era natural y señor también, que yo era natural y la luna natural. viendo el pelaje del perro estaba segura de que él estaba sintiendo algo parecido.