domingo

domingo, sí

por fin un día normal, poder levantarme tomar mate y boludear un rato
ayer dormí tres horas de siesta y me dormí a las diez de la noche


el otro día me pasó algo increíble. iba por corrientes con viento a favor -suele ser viento en contra porque viene del este o sureste- y el viento me llevaba... no fue el día de la sudestada, fue otro día... fue increíble.


de las imágenes favoritas en bici rescato dos últimas:

no me andan los frenos por eso me encajé atrás de un motoquero y mi rueda queda entre su rueda y el caño de escape, cuando él arranca, dale, para qué tenés una moto?

se me cruza un colectivo por el centro de la calle, va andando de izquierda a derecha, yo paso por atrás del colectivo que está largando una humareda negra intensa, en vez de evitar la humareda atravieso el humo negro y es como que emerjo del otro lado de la calle, emerjo del humo negro del colectivo.

freno en rojo en pueyrredón, uno de los pocos semáforos que existen
motoquero traba conversación

-ya ni en bici se puede andar
no le respondo me sigo comiendo la uña
luego levanto la mirada despectivamente
-en bici sí


2 comentarios:

A.L dijo...

emerjo del humo negro... es la perfección misma!

inés dijo...

jajaj sí, siento que soy la chica que el mago usa para demostrar su magia