jueves

un derecho

¿qué estás escribiendo? o peor aún ¿estás escribiendo algo?
mi blog...
me siento tan ridícula no sólo cuando contesto sino cuando participo de este diálogo
la situación de que alguien me haga semejante pregunta no pasa cualquier día, con cualquier persona.
´voy a que el otro día me contó una amiga que ella estaba en una reunión íntima, entonces otra persona aprovechó para echarle algo en cara usando a los amigos como jurado, a ver respondé, por qué hiciste esto? se encontró que le preguntaban en una situación heavy, de banquillo de acusados. ella respondió "no voy a hablar". al escuchar esto casi la aplaudo, es la mejor respuesta y tal vez la única que podía dar, la felicité y se lo remarqué, al igual que una vez un profesor de linguistica de la facultad dijo qeu los periodistas siempre que hablaban de por ejemplo temas del lenguaje ejemplo el lenguaje de los jóvenes, lo llamaban por teléfono para pedirle su opinión y que en esos casos una opción posible era decir no puedo responder esa pregunta o tendría que estudiarlo, dame unos días, sí más adelante en diferentes transacciones especialmente laborales aproveché la oportunidad y usé esta fraase no pará, dejame que lo piense un par de días... y fue muy buena. no tengo por qué responder ahora o nunca a ciertas preguntas.
a la primer pregunta, antes hace mucho tiempo solía responder, no ahora no estoy escribiendo nada, escribo mi blog nomás. luego comprendí que mi blog es una gran obra, y quise hacerlo valer y paséa responder escribo mi blog, pero a muchos les chupa el huevo el blog, y a mi me chupa un juevo que estos les chupe un juevo, pero más allá de ello, reivindicando un derecho humano que es el derecho a permanecer callado y a la indeterminación (en vez de la determinación) capaz empiezo a hacer como mi hermana menor a la que le pregunté socarronamente, te gusta bañarte? y me respondió a veces
o si no, como cuando le dije vos tenés cara de tom y jerry, y se rió pero vos sabés quién es tom y jerry, no? a veces, me respondió. mi hermana me re cagó y podría hacer una pancarta con su enseñanza
en resumen como seres humanos, entramos en comunicación constante con el mundo y los otros y parece que al dar el primer paso y abrir la boca no podemos evitar continuamene decir quienes somos pero a veces es bueno saber que podemos salir, cortar ese chorro. está la posibilidad.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

este post es genial.

vos no lo sabés ni sabrás jamás los detalles, pero necesitaba leer justo esto.

el derecho a la indeterminación es muy fundamental.

es como el "preferiría no hacerlo", más o menos

Paula dijo...

Tal cual. Pienso como el de arriba. Es un derecho que no nos pueden quitar. A menudo me veo envuelta en este tipo de preguntas de la vida cotidiana que no quiero responder y me ponen en una situación tan incómoda, prefiero quedarme muda. Es como la escena esa de la serie Wilfred (el ex abogado que se hace amigo de un perro con forma de humano y sólo él lo ve, no sabemos si existe o es producto de su invención). En un momento el perro está preocupado porque su amigo no tiene vida social y está en un sótano, le propone ir a la reunión de los vecinos, él se niega porque no se siente bien y tiene una pesadilla que una pareja se le acerca y le pregunta a qué se dedica, qué hace, se pone incómodo y cuando quiere hablar, se le sale la lengua y se queda sin voz. Siento eso muy seguido. Saludos

mario gomez garrido dijo...

que razón más grande, yo no vuelvo a contestar a nadie,me pregunten lo que me pregunten.

Rupert dijo...



hermoso todo I!

inés dijo...

jajaj sigamos así amigos, démosle pasto a los malditos... jajaja venceremos!!!