domingo

casi me enfrrío,

es larguísimo explicar por qué, oh dios me llaman por teléfono y antes de eso pasaron tantas cosas, que, si las explico, me van a desviar de lo que quería decir cuando me enfrentaba a la complicación de no tener internet y luego me llamaron por teléfono,
ahora no tiene sentido, me enfrié definitivamente. pero igual, puedo repuntar y decir que a veces cuando cocino las cosas más elementales y deliciosas se me ocurren preguntas que, si no las escribo, desaparecerían y volverían a aparecer otra vez generándome un estado de estrés: ¿qué hacen ustedes con los pedacitos de zanahoria que les quedan al final de rallas una zanahoria?
a) se los comen?
b) los dejan en la ensalada?
c) los tiran
d) o no les queda ningún pedacito porque lo rallan por completo?
ya que, mientrsa escribo esto y quizás, debido a algún estupefaciente, hay pedazos de zanahoria en el teclado, en el repasador que tengo al lado, en mis dedos, y en muchas partees más de la cocina.
en mi caso la respuesta es b. y me pregunto si no queda demasiado feo que estén esos pedazos ahí
gracias a dios, no me enfrié.

3 comentarios:

ana dijo...

yo me lo como

myrna minkoff dijo...

yo también

inés dijo...

yo me como uno o dos, y los demás los dejo en la ensalada