viernes

la verdad


no sé bien qué es la verdad pero, la verdad es que no me importa cómo salga el pan sciliano que está en el horno ahora, y sabés por qué? porque hoy lo saqué de la heladera y le di una forma que quedó perfecta, y fue tan pero tan perfecta que aunque crezca demasado, se qume o tenga gusto a tiza, valió la pena. lástima que no pude sacarle una foto... pero la imagen nunca se va a ir de mi cabeza.
un día, hasta por ahí me siento mal y por ahí me acuerdo de esos tres rulos.
igual le voy a sacar una foto al pan terminado, por lo menos.

a mí me gusta mucho cocinar. pero no me gusta "la cocina", como una colección de libros o conocimiento. me gusta no más tocar todo y aplicarle calor a eso, revolverlo, sacudirlo...modificarlo.

con calor maduramos. como los chicos y los bebés, que siempre están calentitos. como el pan, como los pollitos, los tomates, etc. somos productos del tiempo y el sol y el sol y el tiempo...velocidad y paciencia nos hicieoron. siglos y minutos de madurar.

:)

acá están los prefermentos.



limpa, pan tipo pebete, ideal para tostadas y desayunar. hoy encontre sobre la mesa de la cocina que beatriz trajo medialunas y sanguches de dos escudos y tambien e la bandeja habia una tostada de pan negro, pensé dos escudos hace un buen pan negro, la miga es un poco mejor que la del mío, pero en realida no era de dos escudos, era el mío!




de manzana, le da color dorado al pan...


pasas. cuando saquen espuma, el domingo, las cuelo y hago una masa madre.


me anoté con cinta para no olvidarme qué día me toca, es mucho todo junto.


arriba de todo está el prefermento de yogur. todavía no tiene olor ácido. todos los dias lo tengo que agitar.

1 comentario:

limón dijo...

Hola, mi primer comentario para preguntar ¿que estás preparando?
es muy intrigante!!!
Saludos, Ana